×
Gerardo Hernández
Gerardo Hernández
ver +

" Comentar Imprimir
24 Octubre 2020 04:03:00
Lo más bajo y aberrante
Escuchar Nota
Las protestas en Saltillo por los feminicidios cesaron por las elecciones, pero continuarán mientras las autoridades sean reactivas y no proactivas. Basado en la declaración de una organización especializada, Javier Mariscal retoma las demandas feministas de justicia, en el bisemanario Espacio 4 (651).

“¿Qué forma de violencia de género puede ser más extrema que el homicidio cometido con alevosía, saña y ventaja? Para el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF), el asesinato de cualquier mujer, a manos de uno o varios hombres bajo esas circunstancias, ‘es lo más bajo y aberrante en lo que puede caer una sociedad’. Los casos de Alondra y Claudia, ocurridos en Saltillo entre el 21 de septiembre y el 8 de octubre, y el de Bertha ‘N’, en Piedras Negras, registrado en el mismo lapso, eleva a 22 la cifra de feminicidios en Coahuila en lo que va del año. Con los reflectores mediáticos sobre nuestra entidad, los colectivos feministas presionan para declarar la alerta de género, ya. El cadáver de Bertha, de 50 años, se descubrió el 6 de octubre en una bolsa en la ferretería donde trabajaba, con signos de violencia. El presunto ya se encuentra detenido.

“Sin embargo, para las autoridades, la declaratoria implicaría reconocer, primero, que la problemática de los feminicidios es real y mayúscula en Coahuila. Situación complicada en tiempos electorales, cuando el PRI –en el que militan el Alcalde de Saltillo y el Gobernador– promovía el voto para sus candidatos a diputados locales bajo el eslogan ‘Para seguir seguros’. Es ese contexto, el 9 de octubre –18 días después de que Alondra ‘N’ (20 años) fue asesinada en la colonia La Madrid– trabajadores de limpieza del Municipio encontraron el cuerpo de otra mujer, depositado en un tonel, en el barrio Colinas de San Francisco (…).

“Las autoridades identificaron el cuerpo como el de Claudia ‘N’, de 34 años, asesinada al menos 24 horas antes (el día 8), según la autopsia. La víctima, igual que Alondra, fue estrangulada. El supuesto asesino, Carlos Abraham ‘N’, su expareja, habría recibido la ayuda de un amigo (José Alfredo ‘N’) para limpiar la escena del crimen, deshacerse del cuerpo y luego huir. Las consignas lanzadas en las marchas y protestas por el feminicidio de Alondra volvieron a resonar el 11 de octubre en las calles de Saltillo y frente al Palacio de Gobierno. Convocadas por el colectivo Frente Feminista de Saltillo, mujeres solidarias –en su mayoría jóvenes– volvieron a expresar su indignación y a clamar justicia: ‘¡Ahora por Claudia, nuevamente por todas!’. (…)

“Vasti Zertuche Domínguez, prima de Claudia, puso de relieve la solidaridad de las mujeres. Enterada de la captura de José Alfredo, urgió a las autoridades a localizar y detener también a Carlos Abraham, quien hasta ese momento seguía prófugo. ‘Hay datos que no podemos revelar para no afectar la investigación’, dijo al reconocer la respuesta de la Fiscalía en este caso. La pesquisa concluyó el 12 de octubre, cuando las autoridades reportaron la detención del supuesto feminicida. Tras ubicarlo y aprehenderlo en Torreón, fue trasladado a Saltillo.

Una de las manifestantes que participaron en la protesta del 27 de septiembre frente al Palacio de Gobierno, en demanda de justicia y para exigir la renuncia de autoridades estatales y municipales, por el feminicidio de Alondra, fue Vasti. ‘Nunca imaginé que a los pocos días mi familia pasaría por lo mismo... Claudia deja a un niño de 9 años al que amaba y por el cual se desvivía... Les pido que sigamos con esta lucha, no solo por Claudia, sino por todas las mujeres. Hoy fue ella, mañana no sabemos si seamos nosotras’”, declaró.
Imprimir
COMENTARIOS